Inicio > Cuentos, WTF > Los Mokonas y la Ciencia

Los Mokonas y la Ciencia

mokonasEsta vez les dejo el Copy/Paste de mi tarea que entregue hoy!

¿Qué importa mi tarea?

Pues mi tarea trataba de un cuento sobre la ciencia, despues de un rato de escribir, termine haciendo un crossover con muchos libros, animes, películas y como protagonista Mokona xD.

no es perfecto, lo sé, pero me divertí bastante escribiéndolo, espero sea divertido para el que lo lea, criticas, observaciones y mentadas, bienvenidas :-)

Los Mokonas y la Ciencia

por: VHRD, mizhimo, 1104.

¿Qué es un Mokona?

Un Mokona es un ser redondo, pequeño, cabria bien en tus dos manos juntas. Es orejudo mas no se parece a un conejo, es más bien como una Sadia blanca lustrosa y afelpada, con ojos como líneas, ¿tal vez nunca estén abiertos completamente? o ¿tal vez solo sean esas líneas?, con un punto rojo justo en el centro de su frente, ¿si es que se puede decir que tiene frente?. Tiene una nariz diminuta, no la puedes ver, pero si acaricias a un Mokona, la puedes sentir. Su boca es proporcional  a su cuerpo, que más bien es una cara, como dije un Mokona es redondo. Tiene pequeñas manos y pies, que no son como los de alguna animal que conozcas, son más bien redondos y pequeños como el de un oso de felpa, sin embargo se mueve rápido y brinca muy alto, habla perfectamente español, inglés, japonés, francés, esperanto, ka-ba-wel, nómico, élfico, de hecho los idiomas son un don de los Mokonas, entienden todos y en poco tiempo aprenden a hablarlos, pero su mayor don, es el poder viajar entre distintos mundos, ellas, si quieren, pueden viajar de este a los otros miles de mundos que existen, hay mundos muy parecidos al nuestro, donde habitan otros humanos pero han explotado capacidades distintas como la alquimia o mundos donde conviven con elfos y gnomos. No las vemos mucho por nuestro mundo, porque ellas tienen su propio mundo que les gusta más que lo otros. Les gusta mucho los dulces y el alcohol, pero hay algo que les gusta más y eso es curiosear, por eso llegan de vez en cuando a este mundo, no les interesan los humanos, porque los conocen bien de otros mundos, tampoco las creencias, porque ellas conocen de mil mundos con distintas creencias, ya no les sorprenden. A ellas más bien les interesa lo que aquí llamamos ciencia.

¿Qué se preguntan de nosotros?

¿Eso qué es? ¿Ciencia? ¿Por qué se complican tanto, quieren entender todo? y encima no se conforman con que uno haga algo, siempre otros lo comprueban, discuten, hasta pelean. Por eso a nuestro mundo le dicen el mundo ciencia, porque es el único lugar que tiene esta particularidad y es al fin lo que les interesa. Saben que la ciencia no es del todo una manía de nosotros, gracias a la ciencia nosotros tenemos cosas que no han visto en otros mundos, hemos logrado volar aunque no tenemos alas, nuestros medios de comunicación son más eficientes que en cualquier mundo (bueno, menos los Orijin, ellos siempre están comunicados con sus pensamientos), tienen los medicamentos más eficientes y los médicos más increíbles. En otros mundos un ser muere por una fractura o una infección, en este mundo los humanos se curan entre sí. Claro que las Mokonas también se sorprenden de la destrucción y masacren que se provocamos gracias a la ciencia, -la ciencia es una dama voluble- dicen ellas.

Aunque ellas no tienen ciencia, tienen buena memoria, nos han conocido a lo largo de los siglos, por eso saben que antes no éramos así. ¿Qué tienen estos humanos, que han cambiado su mundo tan rápido? Antes éramos iguales a otros humanos de otros mundos y a muchos seres pensantes, solo creíamos, pero ¿qué sucedió distinto?…

¿Qué saben de nosotros?

Hacen conjeturas, recuerdan a personas de nuestro mundo muy interesantes, los espiaron, los observaron detenidamente, tuvieron cuidado de no hacerse notar, eran personas que se preguntaban más que otras, que comenzaron a observar a hacer conjeturas,  a aventurar suposiciones que después contaron al resto de sus compañeros y estos a su vez observaban y corroboraban lo que otros decían… pero … cambio, lo Mokonas también lo recuerdan un día los humanos fueron más allá, unos pocos comenzaron a probar las cosas que observaban, no solo veían, ahora nosotros experimentábamos, se imponían rigurosos pasos a seguir, inventaban nuevas formas de comprobar, eran verdaderamente sorprendente, todo esto provocaba cambios más rápidos que en cualquier mundo, cambiamos el paisaje de nuestro mundo.

Pero la ciencia no se estanco continuo, ellas observaron que se formaban comunidades que solo hacían ciencia, dedicaban su vida a comprobar y hacer nuevos experimentos, diseñaban nuevos instrumentos, escribían nuevos artículos, -oh es increíble- piensan ellas, no se cansan, no dejan de trabajar en ningún momento, porque aman tanto lo indescifrable, ¿por qué lo retan?, ¿Por qué no se conforman con solo vivir, disfrutar?… ¿Qué importa? -regresemos a nuestro mundo a beber y comer dulces, ya volveremos a seguir observando la ciencia. Una Mokona dice –un momento- piensa, brinca, rebota y rueda, -ya sé- se porque. Corre y busca más Mokonas y explica –entiendo porque en el mundo ciencia, las cosas son tan distintas-.-¡esos humanos son aun más curiosos que nosotros!, ¡no se conservan con ver y recordar, ellos van más allá! -que- contestan algunas- si ellos van más allá.

¿Por qué conozco a las Mokonas?

Porque un día que estaba ante mí ordenador sacudiendo mí cerebro para hacer un cuento sobre que es ciencia, llegaron y me preguntaron sus dudas sobre nosotros y nuestra ciencia, aprovechando el encuentro les pregunte a ellas sobre su mundo y al final me ayudaron a escribir esto. ¿Por qué me eligieron a mi? porque sabían que jamás me creería nadie y como no tengo pruebas de su existencia y no puedo comprobar que existen, ellas saben -no me creerán en el mundo ciencia-.

Ellas también dijeron que con dos páginas bastaba, ¿para qué tres?.

Anuncios
  1. Random Block
    19 septiembre 2009 en 15:42

    esta muy buena =)
    oh! y ya pude subir musica a la Box xD

    • 19 septiembre 2009 en 15:55

      pero quitales el numero de pista y eso, solo dejales el nombre :-)

  2. 19 septiembre 2009 en 21:02

    noooo la hagas, el final estuvo bien viajado, seguro estabas sobrio cuando lo escribiste??

    como sea recuerda un poco a un cuento de julio cortazar, donde un tipo sueña que esta entrando a una casa y al final se encuentra asi mismo en un sillon dormido.

    saludos!

    • 20 septiembre 2009 en 11:42

      estaba perfectamente sobrio, pero tenia como 20 horas sin dormir xD

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: